7 abr. 2016


Todo en el Universo tiene espíritu y vida… Las rocas, la tierra, el cielo, las aguas, las plantas y los animales, son diferentes expresiones de consciencia, en reinos y realidades diferentes; saben de su armonía con todo lo demás, y saben cómo darse uno al otro… De todas las criaturas del Universo, sólo nosotros no sintonizamos nuestras vidas con el conocimiento de esta gran armonía.

En Norteamérica, los pueblos antiguos consideraban que la inteligencia cósmica, a la que ellos llamaban ‘el Gran Espíritu’, les guiaba a través de señales que buscaban en los entornos naturales, como podrían ser la configuración de las nubes o la aparición de ciertos animales por la zona.
Según la cosmovisión chamánica, todos nacemos con un compañero espiritual en forma de animal. Los Tótems o Animales personales de Poder son los espíritus protectores que nos ayudan, desde otro plano, tanto en nuestra vida cotidiana como en nuestra búsqueda espiritual de armonía.
Estos Animales de Poder son comúnmente un reflejo de nuestro yo más profundo, y también representan las cualidades que con frecuencia están ocultas u oscurecidas, y  que necesitamos en este mundo para poder resistir a  conflictos cotidianos.


Cada uno de nosotros tenemos un camino particular, estamos en distintos niveles de aprendizaje, tenemos lecciones especificas que aprender y como almas nos hemos impuesto a nosotros mismos retos o misiones que pretendemos cumplir durante nuestro tiempo sobre la tierra; por eso tenemos distintos animales de poder, que con su ejemplo, su amor planetario y sabiduría nos guían y nos apoyan en todo aquello que  nos corresponde lograr en cada etapa de nuestro largo camino.

Conocer tu animal de poder es el reflejo de tu yo más profundo, forma parte de tu esencia más instintiva,  y puede guiarte a conocer las cualidades que necesitas desarrollar para tu evolución espiritual.

Nuestro animal de poder nos ofrece su mensaje y su sabiduría, siendo él quien nos escoge y no al revés.

Durante el transcurso de nuestra vida, pueden aparecer varios espíritus de animales distintos, ya que al avanzar y evolucionar en nuestra existencia, vamos necesitando de diferentes mensajes e indicaciones para nuestro desarrollo.

El animal de poder se ha venido utilizando en todas  las culturas ancestrales y actuales, no es una tradición exclusiva del chamanismo. Hoy día podemos ver como se adopta la figura de un determinado animal para representar a entidades de diversa índole, desde clubs deportivos a sociedades culturales; así como la simbología que representa en diferentes horóscopos zodiacales, tanto occidentales como orientales, etc. Llegando a encontrar la simbología del animal de poder en casi todas las religiones…Incluso podemos observar como inconscientemente, la mayoría de los padres dejan acompañados a sus niños, por la noche, con un animal de poder representado en un peluche.

Cada ser humano simpatiza con un tipo de energía animal. No se sabe porqué, pero atraemos cierto tipo de energías de otros niveles, donde nos imbuimos de ese espíritu. Ese nivel pueden ser sueños, o puede venir de otras vidas. Algunos afirman que tal vez en otras vidas fuimos ese animal, y ahora no somos más que una evolución más avanzada y por eso nacimos humanos... Eso explicaría, tal vez, porqué cada vez hay más seres humanos y menos vida animal...Ha sido la evolución natural la que ha hecho que pasáramos de ser simples células de medusas a luego un reptil, a luego un mamífero, a luego un primate…a luego un ser humano…
Algunos animales estuvieron con nosotros desde vidas pasadas pero pueden haber tenido otra forma física; por ejemplo: podemos haber tenido un lobo u otro animal salvaje como amigo o protector y en esta vida el animal encarna como perro.

Los Animales de Poder no necesariamente son animales exóticos: pueden ser cualquier animal de las familias de los mamíferos, reptiles, insectos o aves. O podría
ser un animal mítico, como el Unicornio o el Pegaso. Sin excepción, todas y cada una de las especies que caminan, vuelan, reptan o nadan sobre la faz de nuestro planeta, cuentan con poderes especiales y una sabiduría propia ganada a través de miles y miles de experiencias individuales acumuladas generación tras generación desde el principio de los tiempos...La teoría del campo morfogénetico se ha utilizado para explicar la transmisión de informaciones entre los individuos de una especie.
Se sabe que cuando un número determinado de individuos aprenden algo y se alcanza una 'masa critica', el resto de la especie manifiesta dicho aprendizaje como un comportamiento instintivo. Dicho campo sería entonces una especie de memoria común o inteligencia colectiva...O dicho en términos chamánicos, el espíritu del Animal de Poder con el cual entramos en contacto cuando lo invocamos.  

Mediante nuestra interacción con los animales de poder, además de entrar en contacto con esa inteligencia colectiva, podemos tener acceso a nuestro propio conocimiento, a la sabiduría de nuestra especie y saber qué venimos a aprender o enseñar.

Podemos aplicar este conocimiento de una manera que nos sea útil en nuestras vidas, de forma que a la luz de nuestra conexión con el todo, comprendamos lo poderosos que realmente somos, y aprendamos a manejar la Matriz Divina para crear las mejores realidades para nosotros, y para el maravilloso planeta en el que vivimos.

Por ejemplo, observando la forma en que caza su alimento un depredador, podemos aprender acerca de la forma en que nosotros mismos podemos acechar a nuestro ego para reconocerlo y transcenderlo.
A partir de saber cuál es el animal de poder que nos acompaña en este momento, y conocer sus cualidades, podremos invocarlo cada vez que necesitemos de su consejo o cualidades, a fin de sentirnos protegidos y acompañados por su espíritu.


 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes